Milagros y Gloria

Milagros y Gloria

Bueno sería poder confiar en que los muertos hacen milagros pasando por un aire que ya no los acaricia. Consolador sentir que hay algo suyo en el vaivén de las cosas diarias que cuando sucede lo crucial tuvo que ver con su empeño de mil años en conseguirlo, con su morirse deseándolo, con la influencia dueña de poderes ultraterrestres que debe haber en el aroma de sus cenizas.

Punto: Hoy ha sido “mi santo”.

Punto y seguido: Vinieron a comer tres de mis amigas. Como “el santo” ya no se usa, yo este día invito a quienes me llaman porque lo recuerdan y quienes pueden venir, vienen. Comimos en el jardín bajo una tarde azul. Tres sonrisas distintas, tres afinidades como lagos, tres envíos de la paz. Gracias.

Música para hoy: Luis de la Barreda Solórzano. Primer y mejor ombudsman para la Ciudad de México, me regaló un disco raro. Ave Signor: Essential Choruses. Lo he oído durante la tarde bajo la tormenta. De ahí: “Gloria” Mozart. Misa en mi K317 “Coronación”.

Mariguana: Se discute si lo mejor sería despenalizarla. A mí no me puede parecer mejor idea pero mientras, y siempre, este Gloria es como un viaje de hongos alucinógeneos, como diez carrujos, como veinte euforizantes y un visión de la tierra, desde la luna. Gracias Luis.

Serie de hoy: ¿Ya les recomendé: “Lie to me”?

Blog de hoy: no se pierdan la descripción que hace Paco Nadal de su visita a un estadio de beisbol en San Francisco.

Visita de hoy: Ya está arriba el Nexos.com de agosto.

Angeles Mastreta/puertolibre

Deja un comentario