Los murciélagos favorecen a la humanidad

México, (Notimex).- La gran mayoría de los murciélagos, calificados como \”arquitectos del desierto\”, con su trabajo silencioso desarrollan actividades que favorecen a la naturaleza y al ser humano, reveló el biólogo Alberto Enrique Rojas Martínez. El consumo de insectos plaga, la polinización de flores y la dispersión de semillas de plantas son algunas de las tareas tan favorables como desconocidas con que los murciélagos contribuyen al mantenimiento del ambiente, añadió Rojas En un artículo que publicó en el último número de \”Ciencia y Desarrollo\”, revista bimestral del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, precisó que se debe cambiar el concepto equivocado que se tiene de estos animales y considerarlos verdaderos aliados del ser humano enlos esfueros orconservar la naturaleza.

Los murciélagos favorecen a la humanidad

En las zonas secas, donde existen agaves y cactáceas columnares, los murciélagos son responsables de mantener la estructura de la vegetación polinizando durante la noche y llevando las semillas de estas plantas hasta lugares donde pueden germinar y establecerse en los desiertos, influyendo en el paisaje que conocemos.

Los murciélagos nectarívoros dependen en gran medida de los recursos florales y se ven obligados a moverse hacia regiones donde las floraciones nocturnas son abundantes y, al mismo tiempo, muchas plantas requieren de su ayuda para ser polinizadas, agregó.

Estos sistemas mutualistas implican mantener en buenas condiciones la vegetación de bosques de cactáceas, selvas bajas caducifolias y ambientes favorables para los agaves, que producen recursos florales y frutales útiles para los murciélagos.

Cada noche millones de murciélagos surcan los cielos de México de manera casi invisible, debido a que en la oscuridad su pequeño tamaño y el color de su pelaje son poco perceptibles para el ojo humano.

Estos animales desarrollan una monumental tarea a favor de la naturaleza al consumir toneladas de insectos, graves plagas para agricultura. Además, aquellos que se alimentan de frutas dispersan las semillas de una infinidad de plantas, sembrándolas literalmente en los ambientes tropicales.

Aunque muy pocas personas tienen conocimiento de ello, algunos polinizan en la oscuridad millones de flores sólo abiertas por la noche, y de esa forma protegen el néctar y el polen que contienen, ya que las insaciables abejas, colibríes y mariposas que durante el día las visitan no pueden polinizarlas.

En el continente americano existen 23 especies de murciélagos que se alimentan principalmente de néctar y polen y que no hay en ninguna otra parte del mundo, de ellas, 12 habitan en México.

Esos animales muestran una serie de adaptaciones morfológicas que les permiten alimentarse de los productos florales. Tienen un olfato muy desarrollado, gracias al cual pueden identificar el aroma de las flores nocturnas y visitarlas, y al batir sus potentes alas pueden ingerir el néctar sin necesidad de posarse sobre las flores.

Las plantas que son polinizadas por murciélagos producen flores grandes y fuertes que están abiertas por la noche y resultan un manjar, al producir grandes cantidades de néctar y polen.

Como resultado de sus actividades de alimentación, los murciélagos transportan el polen caído sobre su pelo de unas flores a otras, favoreciendo con ello que las plantas aseguren su existencia.

De colores blanquecinos o verdosos y productoras de un particular olor para atraer a esos animales, este tipo de flores nocturnas se ubican en la periferia de la planta, de manera que los murciélagos no encuentran obstáculo para visitarlas.

La polinización realizada por murciélagos es un fenómeno común en las selvas tropicales, y ahora se sabe que también a lo largo de los cientos de miles de kilómetros cuadrados que cubren las zonas áridas y semiáridas de México y el suroeste de Estados Unidos. En esos ambientes, un número de plantas de varios cientos de especies son polinizadas por estos animales.

Los murciélagos nectarívoros están altamente especializados en el consumo de néctar y polen y por ello se ven obligados a moverse de un lugar a otro buscando sitios donde exista una cantidad suficiente de las flores que requieren para vivir cada día.

Se calcula que cada murciélago visita más de 400 flores por noche. Como la existencia de estos animales depende de la disponibilidad de néctar y polen, recursos estacionales y frecuentemente efímeros, toda su población se ve obligada a cambiar periódicamente de lugar de alimentación.

El papel que los murciélagos juegan en los ecosistemas semiáridos y áridos de México revela que sus actividades alimenticias favorecen intensamente a la comunidad vegetales, tal y como lo hacen otros en las selvas tropicales húmedas.

La intensidad con la que contribuyen al establecimiento y mantenimiento de las plantas permite afirmar que son los verdaderos diseñadores del paisaje en las regiones secas de México, dominado por cactáceas y magueyes.

De ahí que su conservación implique igualmente mantener en buenas condiciones los tipos de vegetación que los alimenta durante todo el año: bosques de cactáceas, selvas bajas caducifolias y ambientes monta;osos favorables para los magueyes.

Para Rojas, \”no hay duda de que los murciélagos polinizadores son animales fundamentales para la conservación de la naturaleza.

Deja un comentario