La marcha de los zetas

La marcha de los zetas

Lydia Cacho

No llevan capucha ni se molestan en cubrirse el rostro. Representantes de Los Zetas entran en las oficinas de diversos diarios del país, entregan las notas y con voz pausada, sin dramatismo, amenazan de muerte a editores de medios. El contenido se refiere al “daño” causado por el Ejército. Algunos publican esta información; quién puede culparles, si cada vez más procuradores y gobernadores recomiendan a directivos de medios que publiquen y no se arriesguen.

La marcha de narcotraficantes salió a las calles de Zacatecas. Esposas, hijos y hermanos de los delincuentes caminaron exigiendo su derecho “a una vida en paz”. Los vecinos distinguieron las camionetas blindadas con placas sobrepuestas, reconocieron a líderes narcomenudistas, a cuatro ex policías judiciales despedidos. Y como en un teatro del absurdo, la marcha pasó ante el pueblo y las autoridades. Las pancartas pedían que salgan los militares. La esposa de un famoso sicario llevaba el lema “No más niños muertos, fuera el Ejército”.

¿No es el colmo?

eluniversal.com.mx

Deja un comentario