Gracias, superchería

Gracias, supercheríaCadáver de rinoceronte en la Reserva Natural de Krugersdorp, afueras de Johannesburgo.

Descubro gracias a La ciencia es bella esta noticia publicada en thestar.com. En la reserva de Krugersdorp, en Sudáfrica, ya no quedan rinocerontes adultos. El último ejemplar, una hembra, murió a manos de los furtivos, que dispararon con un dardo tranquilizando, cortaron el cuerno con una motosierra y se fueron, dejando que se desangrase. En el pie de foto original no se especifica que ese ejemplar en cuestión fuese el último, pero ilustra la noticia la perfección.

Y luego está el motivo:

Rhino horn has been used for centuries in Traditional Chinese Medicine, although tests reported by National Geographic have shown that it has no special properties and is similar to a fingernail.

Ninety per cent of the world’s rhinos have been slaughtered in the last 40 years to feed the illegal horn trade in China and Vietnam.

Poachers can get more per ounce for rhino horns than for gold.

(El cuerno de rinoceronte se ha utilizado durante siglos en la medicina tradicional china, aunque pruebas publicadas por National Geographic han demostrado que no tiene propiedades especiales y es similar a una uña.

El noventa por ciento de los rinocerontes del mundo han sido cazados en los últimos 40 años para proveer el comercio ilegal de cuernos en China y Vietnam.

Los furtivos pueden ganar más por onza de cuerno de rinoceronte que por oro.)

/rinzewind.org/archives/laspenasdelagentesmith

Deja un comentario