Chile en el corazón

Chile en el corazón

En el corazón de Chile está sucediendo una tragedia que tiene sobrecogido a todo el mundo. La cuenta en El país, con esa profundidad a la que llegan los poetas, Francisco Peregil, extraordinario narrador del drama y de la vida, y aquí cronista de una historia que excede cualquier límite que la imaginación le imponga a la fantasía más perversa. Cuando ocurre una cosa como esta que pasa en la mina chilena se congelan los bolígrafos, el periodista tiene que sobreponerse a su propia impotencia y escuchar tan solo los verbos de la realidad; la desesperación no tiene adjetivos; a esta tragedia, como a tantas, le resulta adecuada aquella invocación de Pepe Hierro, el poeta: “Sin vuelo en el verso”. Y eso es lo que hace Peregil, contar, sin vuelo en el verso, lo que oye y lo que ve en ese espacio desolado en el que ahora empieza y termina la respiración sobrecogida de Chile. Muchas veces Chile ha salido al paso solidario de este país, cuando este país agonizaba en otros tiempos y por otros motivos; Chile ahora vive una agonía tremenda, como una pesadilla que ahora tratan de aliviar con la respiración del cine o con la simulación de la nicotina. Como si estuviera todo ese país haciendo un ejercicio de respiración, para aprender a respirar al ritmo que deben estar haciéndolo aquellos 33 ciudadanos que cuentan los minutos como si fueran arenas terribles. Ojalá la esperanza no sea sólo una palabra ahora.

Juan Cruz/elpais.es

Deja un comentario