Adobe Premiere


Como no aguanto más he decidido actualizar ya, para calentar motores. La semana que viene comenzará oficialmente con gente desubicada en situaciones dinámicas, conductas en estancias pequeñas, nuevas maneras de afrontar guerras, extraños comportamientos de tímidos y un largo etcétera. Lo de hoy es una especie de premiere.

Empezamos con algo que no es nada del otro mundo, pero me pareció gracioso porque me pasó el otro día con una señora mayor.

Adobe Premiere

No sé, es un tío que alega un tipo de agorafobia chunga que le obliga a andar así por la calle, con las manos muy pegadas a las fachadas y de espaldas, mirando la gran urbe como el que está viendo en ese momento al diablo. El recurso aquel de terror de quedarte casi paralizado, entrando en una especie de trance con el hormigón, de “tengo que asirme de algún modo a estos ladrillos, cuanto más apriete más seguro estaré”.

Y la explicación al tío del cajero, ¿no? “No, perdone, es que tengo un problemilla y de verdad, que tengo que pasar por aquí”. Echando excesivamente la cabeza para atrás y metiéndola en el cajero, jodiéndole la operación… no se imprime el comprobante o algo así.

Joderle dos veces en un corto espacio de tiempo. No sé si os ha pasado alguna vez, de acabar de conocer a una persona y que te la líe a pares. Está muy bien eso.

Lo segundo es esto:

Adobe Premiere

Del blog de  : Perico Romero

Deja un comentario