Waka Waka

Waka Waka

No recuerdo haber visto la película animada de Disney The Lion King, pero sí estuve varias veces en el teatro Minskoff de Broadway para disfrutar el traslado al musical que hizo Julie Taymor y que aún sigue en escena. En El rey león se rescata entre otras cosas el término jakuna matata. En la lengua swahilli, que es la única que más o menos homogeneiza al África negra, el término es un equivalente al carpe diem latino; esto quiere decir disfruta el día de hoy, no te preocupes, no te inquietes ni te aflijas. En términos mexicanos, que te valga madre.

Hoy comienza en Johannesburgo la fiesta cuatrienal del valemadrismo, la Copa del Mundo del futbol. El derrame de petróleo en el golfo de México, la crisis financiera de Europa, la violencia en México, todo puede esperar. Como dicen los jóvenes, todo se pone en hold hasta que algún equipo se haga del trofeo.

Y uno quisiera ponerse la casaca de solemne y llamar la atención sobre la futilidad de nuestros esfuerzos y la necesidad de dedicar algo de atención a los asuntos importantes de este mundo, pero a uno le gana la risa y prefiere quedarse como idiota frente al aparato de televisión y ver la ceremonia inaugural tratando de descubrir conocidos entre los asistentes, y presenciar el partido inicial, muy consciente del previsible resultado.

Lo mismo debe pasar con los kazajos y los prusos, los irlandeses y los argentinos; creo que todos tenemos el mínimo derecho a que, por lo menos un mes, las grandes tragedias de este mundo nos valgan exactamente madre y las troquemos por la pequeña tragedia de una goliza recibida en tierra ajena. Después de todo, los únicos que se han hecho ilusiones sobre el desempeño deportivo de la selección mexicana han sido los opinantes profesionales de la televisión.

El vivir cada día de nuestra existencia como si fuera el último o como si fuera el primero, es lo mismo, es una sabia enseñanza de los hedonistas griegos y romanos. Para el caso, de los sensuales africanos.

Jakuna matata.

Felix Cortes Camarillo

Deja un comentario