Villa contra Cristiano

Villa contra Cristiano

E l España-Portugal no lo juegan solos Villa y Cristiano, aunque inevitablemente, puedan convertirse en las  figuras que decidan el pase a los cuartos de final. Los grandes partidos, en ocasiones, por encima del necesario juego colectivo, los definen las  individualidades. Ambos tienen grabado el gol en la cabeza. Es su obsesión y la cualidad que les ha hecho famosos. Por el momento, en el Mundial, las cifras favorecen al español. Villa y Ronaldo van a ser las piezas sobre las que se cargará la responsabilidad del gol.
Españoles y portugueses buscarán en el campo a los hombres que poseen mayor facilidad para encarar la portería. El portugués necesita un partido como éste para reivindicarse. Hasta el momento, únicamente ha marcado un gol y de manera circense.
Al margen de lo dicho, hay que considerar las condiciones en que llega cada equipo. No obstante, no conviene pecar de optimistas a pesar de que las actitudes en las que se reclama prudencia no estén bien vistas. Hemos llegado al momento en que hasta decir verdades de Perogrullo es motivo para cargar contra quien las pronuncia adivinándole oscuras y malévolas intenciones. Decir que si España pierde la pelota puede perder es tal simpleza que no creo que por ello haya que pedir perdón. La posesión dependerá de la alineación. Está demostrado que en el centro hace falta, junto a Xavi e Iniesta, un tercero de condición técnica similar, llámese Cesc o Silva. Sobra, pues, un delantero o un centrocampista de contención. Del Bosque decide.

Julian Garcia Candau/larazon.es

Deja un comentario