La nueva pastilla para la erección: aquí te pillo, aquí te mato

La nueva pastilla para la erección: aquí te pillo, aquí te mato

La nueva generación de fármacos para la erección llegará a España a finales de año y será más cómodo de administrar, ya que no necesita agua sino que se disuelve en la boca en cuestión de segundos

Tener que introducirse un supositorio intraural o bien una inyección directa en el pene para conseguir un alzamiento de virilidad, acaba con la autoestima de cualquiera. Mejor abstinente que abochornado. De ahí que salieran al mercado los fármacos orales, que con el tiempo se han convertido en la primera línea terapéutica frente a la disfunción eréctil (DE).
Así, se ha dado una posible solución a los cerca de 152 millones de hombres que la sufren en el mundo (el 16 por ciento de todos los hombres de edades comprendidas entre 20-60 años). No es nuevo. Sildenafilo, Tadalafilo o Vardenafilo son los principios activos de estos medicamentos. Y como su efectividad está más que demostrada, la novedad la han buscado en la comodidad. Este último, el vardenafilo, se lanzará, según fuentes del Ministerio de Sanidad, a finales de año en España en un nuevo formato: comprimidos bucodispersables, es decir, que se disuelven en la boca. El verano pasado, la compañía farmacéutica responsable del producto, Bayer Schering Pharma AG, ya presentó la solicitud de registro en la Unión Europea.

El comprimido, con 10 mg de sustancia, permite la toma de forma cómoda sin agua, ya que se disuelve en la boca en cuestión de segundos. Lo que sería un «aquí te pillo, aquí te mato» si suena la flauta y se presenta la oportunidad en un momento inesperado.
Según explicó Jean-Philippe Milon, jefe de la Unidad de Negocio de Medicina General de Bayer Schering Pharma, «la disfunción eréctil es un problema que puede causar gran impacto en el bienestar del hombre y en sus relaciones, y con esta nueva formulación hemos alcanzado otro hito de importancia estratégica en el desarrollo de productos innovadores y fáciles de usar para mejorar la salud del hombre».

Los expertos coinciden con estas afirmaciones. Así, Jesús Castiñeiras, jefe del Servicio de Urología del Hospital Universitario Virgen de la Macarena de Sevilla «toda medicación que cambia su forma de empleo para facilitar su uso y que mantiene, como es el caso, los mismos efectos y resultados, es muy positivo. Estamos hablando de comodidad para un trastorno que tiene serias repercusiones para el hombre y que es un signo de enfermedad cardiovascular subyacente».

Castiñeiras añade que «los casos de hipertensión arterial y los problemas de colesterol se conforman como las patologías más importantes relacionadas con la DE y la mayoría de los pacientes no se percata de ello. De hecho, vienen a consulta preguntando por un problema de erección cuando la raíz es un a afección cardiovascular».

Demostrado
La seguridad de estos comprimidos ha sido demostrada en dos estudios clínicos Fase III. Esta nueva formulación ha mostrado la misma eficacia que los comprimidos actuales (el inhibidor de la fosfodiesteresa 5) que se administra por vía oral y que mejora las relaciones sexuales, pudiendo facilitar la erección unos 10 minutos después de su administración.
Y ante la incapacidad, llegan las excusas. Un informe elaborado por la Asociación Española de Salud Sexual (AESS) y la Asociación Española de Andrología Reproductiva (Asesa), denominado «Excuse» (Excusas Comúnmente Utilizadas en la Disfunción Eréctil) ha puesto en evidencia recientemente los pretextos para rechazar una jornada sexual. Y entre ellos, el cansancio, la ansiedad y el alcohol son las principales. «Se ha caído un mito», definió el vicepresidente de Asesa, Rafael Prieto.
Para el informe se entrevistó a 1.050 españoles (mitad hombres y mitad mujeres) de más de 35 años de edad de toda España. Y, aunque el 40 por ciento de los mayores de 40 años tienen algún problema de este tipo, «sólo tratamos al 10 por ciento, explica Prieto.

Larazon.es/ciencia

Deja un comentario