Hobbes aquí y ahora

La semana anterior tuvo lugar en Tepoztlán uno más de los insólitos foros de discusión del Liberty Fund, cuyo sitio electrónico recomiendo (www.libertyfund.org).

El tema de foro “Libertad y ley natural en el México del siglo XIX”, tuvo como eje la deliberación sobre el orden político vigente en este país durante un momento crítico, particularmente plástico, de su historia: el vacío que siguió a la derrota de la guerra con Estados Unidos en 1848.

Hobbes aquí y ahora

El foro mezcló documentos mexicanos, con algunas lecturas clásicas (Hobbes, Locke, Hume) sobre los dilemas del orden y la libertad.

Los clásicos lo son porque su voz resuena con inusitada pertinencia a través de los tiempos. Así Hobbes para el México de hoy, en pasajes como los siguientes:

1. Durante el tiempo en que los hombres viven sin un poder común que los atemorice a todos, se hallan en la condición o estado que se denomina guerra.

2. Así como la naturaleza del mal tiempo no radica en uno o dos chubascos, sino en la propensión a llover durante varios días, así la naturaleza de la guerra consiste no ya en la lucha actual, sino en la disposición manifiesta a ella durante todo el tiempo que no hay seguridad de lo contrario. Todo el tiempo restante es de paz.

3. En una situación semejante no existe oportunidad para la industria… ni artes, ni letras, ni sociedad… existe continuo temor y peligro de muerte violenta, y la vida del hombre es solitaria, pobre, tosca, embrutecida y breve.

4. Cuando no existe un poder común que temer… el régimen de vida de los hombres que antes vivían bajo un gobierno pacífico suele degenerar en guerra civil.

5. En esta guerra de todos contra todos… las nociones de derecho e ilegalidad, justicia e injusticia, están fuera de lugar. Donde no hay poder común, la ley no existe. Donde no hay ley, no hay justicia. En la guerra, la fuerza y el fraude son las dos virtudes cardinales.

6. La presunción de una inmunidad basada en la fuerza es una raíz de la cual brota, en todo tiempo y en todo género de tentaciones, un desprecio de todas las leyes.

7. Cuando un hecho daña no sólo en el presente sino también, por ejemplo, en el futuro, constituye un delito mayor… es un delito fértil, y extiende y multiplica el daño.

8. Los hechos de hostilidad contra la presente organización del estado son delitos mayores que los mismos actos realizados contra personas particulares, porque el estrago se extiende por sí mismo a todos.

[Las citas corresponden a los capítulos 13, 14, 27 y 38 de Thomas Hobbes, Leviatán, FCE].

Hector Aguilar Camin/mileniodiario

Deja un comentario