CARTA DE UNA MUJER DE TORREON A FELIPE CALDERON

 CARTA DE UNA MUJER DE TORREON A FELIPE CALDERON

 C. FELIPE CALDERON HINOJOSA
 PRESIDENTE CONSTITUCIONAL DE LOS
 ESTADOS UNIDOS MEXICANOS
 MEDIOS DE COMUNICACIÓN
 RADIO Y TELEVISION

 AMIGOS Y CONOCIDOS

 Torreón; Coah. a 30 de Mayo de 2010.
>
> Alzo la voz y grito a los cuatro vientos; para hacer de su
> conocimiento que estoy pasando los peores días de mi vida. No doy
> crédito a lo que mis ojos ven, a lo que mis oídos escuchan, a lo
> que mi boca pronuncia; no doy crédito a lo que mis manos han dejado
> de hacer; al odio, resentimiento e impotencia que ha acumulado mi
> corazón.
> Sobre todo a la impotencia que siento al no poder hacer nada,
> ante el miedo con el cual los laguneros vivimos, ver como la
> economía de la ciudad esta por los suelos, el como la juventud ha
> decidido esconderse en su casa, evitar todo tipo de diversiones
> fuera de ella, las calles vacías a partir de las nueve de la noche,
> restaurantes y bares cerrados, todo gracias a la ola de inseguridad
> por la cual pasamos.
> Quiero invitarlo a usted y a su familia a pasar unos días en
> Torreón; a hospedarse en el Hotel Holiday Inn de Independencia; para
> que durante la madrugada escuche por mas de cuarenta minutos como
> policías y sicarios luchan por sus vidas; entre disparos, bazucasos
> y granadas.
> Lo invito a dar un paseo por la ciudad; para que sus ojos
> presencien como en los semáforos; delincuentes a mano armada bajan a
> las personas de sus vehículos, y como los carros vecinos huyen del
> lugar, sin poder ayudar a las personas agredidas por el miedo.
> Invito a su esposa; la Sra. Margarita a la próxima fiesta
> infantil de mis hijos, para que escuche las amenas platicas en las
> que más de diez asustadas mamas participan en cada mesa. El tema
> central es la inseguridad, se habla de cómo bajaron de su carro y
> golpearon a la tía de fulanita en plenas doce del día en el
> estacionamiento de un supermercado; de la cantidad imparable de
> balazos y los minutos eternos que pasaron escuchando por la noche en
> la última balacera; de cómo corrías a recoger a tus hijos después de
> recibir la noticia de que hay una manta colgada por el periférico
> que dice “que 5 niños de diferentes colegios de la ciudad serán
> secuestrados”; de las llamadas de extorsión que recibes a diario del
> secuestro de tu vecino.
> A sus hijos los invito a participar en el último simulacro en
> el que mis hijos participaron en el colegio; se me hace un nudo en
> la garganta y no puedo evitar que las lágrimas se rueden por mis
> mejillas al recordar como mis hijos me contaban de lo que había
> tratado el simulacro….
> De cómo su maestro cerraba con llave la puerta del salón y
> tapaba con papel la ventana de la misma; de como pecho tierra tenían
> que llegar hasta el closet del salón y esconderse rápidamente y sin
> hacer ruido, de cómo debían sentarse todos amontonados y tapar con
> sus manos sus ojos; mamá dijo mi hija de 6 años “estaba prohibido
> empujarse, también hacer ruido y destaparse los ojos, dos de mis
> compañeras se pusieron muy nerviosas y lloraban mucho, mi maestro
> las tuvo que abrazar y meterlas debajo del escritorio”.
> Lo invito a mi casa; para que vea como mi hijo de 7 años
> corre todas las madrugadas a dormir a mi cama desde hace tres
> semanas; como llora recordando la plática de sus amigos hablando de
> pura delincuencia y balaceras, de cómo me dice “mamá, lo que se oye
> son balazos?”…..se me hace injusto, que mi hijo no tenga un sueño
> placentero; que viva con miedo y no hable de juegos….
> Lo invito a caminar junto a mi esposo, del estacionamiento al
> trabajo y tener que correr en plenas 9:00 de la mañana por que
> policías y ladrones se dan de balazos a menos de 50 metros de donde
> esta el.
> Lo invito a mi ciudad; para que vea como tres ciudades
> hermanas se separan por la ola de violencia, miles de personas con
> temor de ser asaltados, secuestrados, baleados, o incluso por temor
> a morir ya no van de una ciudad a otra.
> Sr. Presidente; mientras usted y su gabinete andaban de gira
> por países europeos, intercambiando banderas; durante su visita a
> Estados Unidos; y sus reuniones y cenas de gala con el Presidente
> Barack Obama. Torreón estaba de luto; los corazones de los laguneros
> estaban tristes…nueve madres recibían la noticia de la muerte de sus
> hijos; y mas de diez iban directo a la sala de urgencias de los
> diferentes hospitales de la ciudad…En la madrugada de ese día;
> durante la inauguración de un bar, tres camionetas llegaron a balear
> el lugar, sin importar que la mayoría de la gente que estaba en el
> lugar eran jóvenes inocentes y estudiantes modelos con una vida por
> delante y que en ese momento terminaba de tajo. No es la primera vez
> que pasa; pues meses atrás pasamos por lo mismo; al recibir la
> noticia de lo sucedido en el Bar Ferri, donde otros tantos jóvenes y
> trabajadores del lugar, incluso transeúntes… perdieron la vida.
> Alzo la voz y grito a los cuatro vientos, para que esto termine!!!
> Alzo la voz y grito a los cuatro vientos; para pedir la paz!!!
> Alzo la voz y grito a los cuatro vientos; para pedir a todos
> los Laguneros de las tres ciudades hermanas que no nos callemos y
> unamos nuestras voces hasta que usted nos escuche…
> Sr. Presidente Felipe Calderón, en esta ocasión he hablado
> por mi, por mi sentir, por mi sufrimiento, pero estoy segura que
> miles de laguneros sienten y viven lo que yo. Por favor, escuche mi
> voz, escuche mi petición…..
> Creo fielmente en lo que usted dijo durante la ceremonia de
> máximos honores militares a los 12 caudillos insurgentes y aplaudo
> sus palabras, por tales motivos las anexo a mi escrito:
>
>
> México es un país soberano, libre y capaz de elegir su propio
> destino, así como una nación democrática en la que existen toda
> clase de opiniones.
> “Existe libertad de opinar, de criticar, de sentir, libertad de
> organizarse para luchar por las ideas, libertad de elegir a los
> gobernantes y representantes”.
> Se cuenta, con un sistema político de peso y contrapeso que
> equilibra el ejercicio del poder y que es el antídoto más eficaz de
> las decisiones arbitrarias.
> Son muchos y vivos los motivos por los que “nos sentimos orgullosos
> de ser mexicanos, orgullosos de nuestros héroes, de nuestras raíces
> y de nuestra historia”.
> “Nos ha tocado vivir en esta Patria independiente y tenemos el
> privilegio de vivir por ella, de luchar por ella, de engrandecerla,
> de protegerla, de construirla día con día, cada quien en su trabajo,
> en
> su escuela y en su servicio”.
>
> No permita que crea que sus palabras son parte solo de un
> discurso, y que mi carta sea una petición mas sin cumplir.
> Sin más por el momento, le agradezco el tiempo que se tome en
> leerla, y espero tener suerte de poder hablar con usted
> Dios lo bendiga a usted y su familia.
>
> Atte. Una madre lagunera desesperada, que desea la paz.

Gracias Grace

Deja un comentario