Cambio de sentido

Cambio de sentido

No hay forma de ver un partido completo, el Mundial empieza a volverse tan monótono que a veces da la impresión de ser un torneo que tiene prisa por acabar. Todos los juegos se parecen. Las figuras extrañan al entrenador de sus clubes. Rooney no entiende a Capello, Cristiano a Queiroz y Messi, más o menos interpreta a Maradona.

Declaro culpables a los entrenadores, no hay otra explicación. Lo de Inglaterra es asombroso, no hay selección más desarraigada que ésta. Es el equipo que menos se parece a su Liga, prácticamente se le olvidó la Premier. Su última exhibición fue impropia del germen británico que incubaron Manchester y Liverpool. Hace mucho tiempo que los ingleses perdieron el norte. Los Mundiales suelen dejar en claro las carencias estructurales de las Ligas profesionales, pero en este caso, sucede al revés. Inglaterra es una vergüenza. Argelia pudo ganarle el juego, igual que Serbia lo hizo con Alemania, algo que nadie tenía en el presupuesto.

El torneo está cambiando dramáticamente de sentido, son las selecciones “pequeñas” las que están amenazando el orden global. Por ahora, sólo Argentina funciona. Ha dejado claro que de algo le sirvió tanto escándalo en la eliminatoria. El Mundial lo está recomponiendo un cuadro que llegó en crisis y capitalizó en dos partidos todo el sufrimiento previo.

No sería nada raro que en esta primera fase tengamos que deshacernos de un trío de históricos, México ya se encargó de Francia, el TRI encabeza hoy la rebelión de los equipos incómodos. Para hoy no se levantan grandes expectativas, Holanda vs Japón, Ghana vs Australia y Camerún vs Dinamarca, suenan a lo mismo. Por eso hay que agradecer a Italia, nunca cambia, siempre sabemos lo que podemos esperar de ella.

Jose Ramon Fernandez jr./mileniodiario

Deja un comentario