Vuelven del trabajo

Vuelven del trabajo

Es un matrimonio liberal que suele grabarse en vídeo mientras practican el acto sexual. Y bueno, el hecho es que posteriormente también los suben a una web de esas streaming que hay de amateurs donde los internautas pueden verlos, votar, escribir comentarios, críticas o lo que les plazca. Un día, como cualquier otro, hacen sus cositas pero se les hace tarde y tienen que irse enseguida al curro; de modo que han dejado encendido el MacBook con el vídeo subiéndose.

La pareja vuelve por la noche a casa con la ilusión de ver las puntuaciones y los comentarios que les han ido dejando la gente durante todo el día. Y hay como una ristra enorme de opiniones negativas que hace que el matrimonio se venga abajo. Cosas como “BAN THIS PEOPLE, PLZ!”, “UOO, COÑO, COÑO, OS HABÉIS PASADO SIETE PUEBLOS!!”, “BUFF, ESTO NO SE HACE!”. Muy ofendidos.

Entre lágrimas, deciden poner el vídeo para ver si sale algo inapropiado. Y bueno, la cosa es que la mujer, de tanto gritar Ohh Dios mío, DIOSSS… DIOS SANTO sale follándose a Dios. De algún modo, todo el mundo sabe que se trata de Dios. Vamos, no cabe la menor duda. Y no es la típica imagen del barbudo con túnica blanca y triángulo en la cabeza, pero la gente es consciente de que es el altísimo y ve ésto como una aberración y una falta de respeto brutal.

Entonces la pareja empieza a hacerse ese tipo de preguntas racionales. Que quién habrá tenido la culpa, si el cable USB, los códecs, el Final Cut Pro, el marido…

Perico Romero

Deja un comentario