Rezad tres Aves Marías por el alma de Greg

Rezad tres Aves Marías por el alma de Greg

Que nadie se llame a engaño. Greg Sánchez se movía con cuatro camionetas blindadas y guaruras que presumían las armas largas. Su fama era todo menos buena. La policía municipal que formó en Benito Juárez (Cancún) era un nido de criminales y extorsionadores. El fraude de 10 millones de dólares de que lo acusa un civil, Steve Santander, es más que verosímil. Lo mismo el asunto de las casas de espionaje que le descubrió el Ejército. El tipo de vida de Greg nada tenía que ver con sus ingresos, con la justa medianía que presume el PRD. En fin.

Todo eso lo sabían Jesús Ortega, Manuel Camacho y César Nava. El gobierno federal se los dijo. Por eso el PAN prefirió perder la oportunidad de dar alguna pelea en Quintana Roo y concluyó que iría con todos los perredistas, menos con Greg.

Que no invente el PRD ahora que su reclusión en un penal de alta seguridad es una maniobra de la Secretaría de Gobernación. ¿Para favorecer a quién? ¿Al PRI que les llevaba más de 10 puntos de ventaja?

Si a Greg le va muy bien tardará un par de años en probar que es inocente de los cargos patibularios que le cayeron encima.

Con sofismas, Ortega, Camacho y Los Chuchos pueden tratar de convertirlo en preso político y hacerse las víctimas. Sólo que al hacerlo terminarán apuntando, inexorablemente, contra uno de sus aliados en el cercano proceso electoral: Felipe Calderón.

Se entiende que le guarden el novenario y digan hoy que es “su candidato”: nobleza obliga. No más. Después tendrían que rezar tres Aves Marías por el alma de Greg y ver qué pueden rescatar con Alicia Ricalde, la panista a la que hicieron el feo, hermana de Julián, el candidato de la alianza opositora para reemplazar a Greg en Cancún.

Lo del preso político no se lo va a tragar nadie.

Ciro gomez leyva/milenio.com

Deja un comentario