Las razones del tirador de penalties

Las razones del tirador de penalties

Increíble lección sobre la imprevisibilidad de los penalties ofreció la final del campeonato mexicano de futbol.

Luego de jugar 210 minutos (ida, vuelta y tiempos extra), luego de fallar ambos equipos goles hechos que habrían arrojado un marcador global de al menos 6-3 a favor del Santos de Torreón sobre el Toluca, finalmente el campeonato se decidió en una tanda de penalties.

El Toluca falló sus dos primeros y el Santos acertó sus tres primeros. Iban 3-1. Entonces el Santos falló tres penalties seguidos y el Toluca acertó tres seguidos, quedándose con el campeonato.

En el sitio web de la London School of Economics, en el sitio correspondiente a International Cognition and Culture Institute, puede leerse un post escrito por Hugo Mercier: La racionalidad social del jugador del futbol.

Ahí se explica todo lo que puede saberse académicamente sobre el arte de tirar penalties desde el punto de vista de la racionalidad del tirador.

Es en realidad un pequeño canto a la irracionalidad. Me lo ha hecho llegar Andrés Lajous y lo comparto aquí con los lectores (http://www.cognitionandculture.net/index.php?Option=com_content&view=art…)

Luego de medir todo lo que hay que medir y levantar todas las estadísticas de los penalties que se han tirado en el mundo, las conclusiones académicas del estudio son las siguientes:

1. El portero tiene más probabilidades de parar un penalti si no se mueve del centro de la portería e intenta atajar sólo lo que le viene al alcance de los pies y las manos.

2. El delantero tiene más probabilidades de anotar si tira los penalties a la tercera parte superior de la portería.

No es lo que hacen los jugadores. Los porteros normalmente se lanzan a los lados tratando de adivinar el tiro. Los tiradores chutan normalmente a la tercera parte inferior del arco.

No es que los jugadores actúen irracionalmente, dice el autor del artículo, sino que les importa más la impresión que dan que la eficacia de lo que hacen:

1. Los porteros quieren demostrar que hicieron todo lo posible por atajar el penal tirándose a un lado.

2. A los tiradores les preocupa más volar su tiro que verlo detenido por el portero.

A ambos les importa más dar la impresión de que hacen “un esfuerzo honesto”, que la probabilidad real de anotar o detener penalties.

¿Será?

Hector Aguilar Camin

Deja un comentario