Google no buscará estupideces

EL BUSCADOR ADMINISTRARÁ SUS RECURSOS CON MEJOR CRITERIO
Publicado por: Xavi Puig

Google no buscará estupidecesLa edición americana del buscador Google incluye desde hoy una breve nota que informa de un cambio importante en las condiciones de uso del servicio. Dicho cambio tiene por objetivo “optimizar la administración de los recursos del sistema” y para ello se descartarán “todas las peticiones irrelevantes o que carezcan de sentido”. De este modo, Google pretende servir con mayor eficacia a los usuarios considerados “reales” en detrimento de aquellos que, en teoría, no emplean correctamente el buscador. “Simple y llanamente, nos estamos refiriendo a los que buscan estupideces u obviedades en vez de dedicar el tiempo a cosas de provecho como, por ejemplo, sacarse el graduado escolar” explicaba en tono jocoso uno de los fundadores de Google, Larry Page, en su blog personal.

Desde la publicación de la nota informativa, muchos internautas han podido comprobar que, al efectuar búsquedas del tipo “Cómo se escriben los números romanos en el ordenador”, “Por qué los viejos tienen más años” o “Alargar pene sistema de imanes gratis”, Google responde “Me niego a buscar esto” o, directamente, “Piérdete”.

La decisión de la compañía de Larry Page y Sergey Brin no ha tardado en levantar polémica. Muchos aseguran que se está censurando a los internautas, traicionando la filosofía del buscador. “Tenemos todo el derecho a proteger el sistema de usos inadecuados o improcedentes. Para dudas imbéciles ya están los videntes y los tarotistas”, insiste Page. El empresario también reconoce que tomó la decisión de poner punto y final a las peticiones sin sentido cuando comprobó que alguien había buscado en Google “¿Qué es la vida? ¿Por qué existimos?”. Al leer la pregunta en el registro de búsquedas, Page pensó que el buscador “tenía que poder mandar a la gente al carajo como haría cualquiera”.

No es la primera vez que una gran compañía intenta intervenir en el uso que sus clientes hacen de un producto o servicio. En España, Telefónica pretendió subir el precio de aquellas llamadas realizadas para comentar obviedades, sin ninguna finalidad concreta. “Esa madre que llama a su hijo para preguntarle qué ha comido o para hablar del tiempo, solamente porque tiene una vida vacía o no es capaz de profundizar en las relaciones, debería pagar un suplemento porque está consumiendo recursos para nada”, argumentó en su día la empresa. Sin embargo, la propuesta no se materializó porque, según apuntan algunos rumores, la madre de uno de los directivos de Telefónica se opuso enérgicamente.

elmundotoday.com

Deja un comentario