El anuncio de Noticieros Televisa

Lo que pasó el lunes por la noche en “El noticiero con Joaquín López Dóriga” fue histórico y desconcertante.

¿Qué? El anuncio de que Noticieros Televisa ya no iba a informar sobre el caso Diego Fernández de Cevallos, hasta su desenlace, por respeto a la vida de este personaje.

Jamás en la historia de la televisión mexicana un noticiario había hecho un anuncio de semejante naturaleza. Jamás.

Ojo: esto no significa que nunca antes un servicio informativo se haya negado a informar sobre algún asunto en particular. Aquí se juntaron dos cosas: el no informar y el decirlo.

El anuncio de Noticieros Televisa

¿Por qué decirlo? ¿Por qué anunciarlo? ¿Por qué anunciarlo así?

Por supuesto, esto ha generado un escándalo superior a la desaparición de Diego Fernández de Cevallos.

Le guste a quien le guste o le moleste a quien le moleste, Noticieros Televisa es una de las fuentes informativas más grandes y poderosas de todo México.

Millones de personas dentro y fuera del país se enteran y forman su opinión en base a lo que ven a través de sus diferentes espacios.

¿Se vale decir que se va a dejar de informar? ¿Qué puede pensar el público cuando su más grande fuente de información viene y le dice esto? ¿Cómo se va a informar ahora?

No, y ni hablemos del impacto emocional. ¿Cómo se puede sentir uno cuando el conductor del programa noticioso más fuerte de México llega y le dice que ya no va a hacer su trabajo?

Eso da más miedo que ver un montón de cadáveres en pantalla. ¿De eso se trataba? ¿De generar miedo?

Sí, el pretexto es que ya no se va a tocar el tema por respeto a la vida del señor Fernández de Cevallos, pero esto también genera preguntas:

¿Por qué sí se está respetando la vida de don Diego y nunca antes se había respetado la vida de alguien más?

¿Qué tiene él que no hayan tenido los otros? ¿Esto significa que a partir de este momento se va a respetar la vida de todas las personas que protagonicen alguna nota en este país?

¿Entonces con qué se van a llenar los noticiarios de México? ¿Qué es lo que sí van a informar y qué es lo que no? ¿Quiénes merecen respeto y quiénes no?

El caso Diego Fernández de Cevallos cumple con todos los requisitos para ser noticia, hay una genuina necesidad en el público de saber qué pasa (y qué no pasa).

Y si hace algunas semanas, con el caso Paulette, se decía que la gente tenía derecho a obtener la información que quisiera, aquí no tendría por qué ser diferente, pero es diferente.

Tan lo es que la PGR se convirtió en la única fuente de esta historia. ¿Cuándo había visto usted algo así? ¿Cuándo?

Y luego está el papel de los otros canales. ¿Hacen mal TV Azteca, Cadenatres, Milenio Televisión, MVS Televisión y el resto de las televisoras mexicanas al informarle a la gente sobre los últimos avances en este caso?

¿Le están faltando al respeto a don Diego por cubrir la nota? ¿Están poniendo en riesgo su vida por decir que no hay avances en la investigación o, de plano, deberían hacer un frente común y solidarizarse con la televisora de Emilio Azcárraga?

Sí está de pensarse porque el resultado es una especie de juego entre Noticieros Televisa y el resto de las opciones donde Televisa queda como la buena, la respetuosa, y las demás, como las malas, las imprudentes.

Esto es muy raro. Como usted seguramente ya ha visto en las redes sociales, esta decisión editorial de Noticieros Televisa ha despertado la imaginación de muchas personas.

¿Por qué se llegó a este extremo? ¿Qué fue lo que pasó?

Haya sido lo que haya sido, debió haber sido terrible dejar de darle seguimiento periodístico a la noticia más importante de la temporada y anunciarlo públicamente.

¿Por qué? Porque esto deja en una situación muy vulnerable no sólo a ese departamento de noticias sino a las millones de personas que dependen de él para enterarse de lo que está sucediendo.

Es como si se hubiera mandado un mensaje adentro del mensaje, como si además de Diego Fernández de Cevallos, Noticieros Televisa también hubiera sido desaparecida a la fuerza.

¿Cuándo van a aparecer? ¿Cómo van a aparecer?

Mire, la verdad tarde o temprano saldrá a flote. A mí lo que me preocupa es cómo le va a hacer Televisa para reponerse de este golpe.

Ojalá que el señor Fernández de Cevallos aparezca bueno y sano, que el primer lugar donde se presente sea con Joaquín López Dóriga y que lo primero que le diga sea que gracias al respeto de Noticieros Televisa le fue muy bien.

Esto sería maravilloso y remataría perfectamente lo que usted y yo vimos el lunes en “El noticiero”.

El problema es que si no pasa así, el anuncio del 17 de mayo habrá sido en vano y Noticieros Televisa será víctima de innumerables cuestionamientos.

¿Cómo le va a hacer ese departamento de noticias para seguir informando a la gente con credibilidad y confianza después de haber hecho ese anuncio? ¿Cómo le va a hacer para reconstruir su imagen?

Alvaro Cueva/mileniodiario

Deja un comentario