Aguirre era culpable…

Aguirre era culpable...

El Kun, Forlán y Cerezo conspiraron, Aguirre era la víctima. Los jugadores tiraron al río el cuerpo del técnico. El Manzanares apestaba a traición. Declaramos la inocencia de un gran tipo. Llegó Abel, ningún estilista, heredó la plantilla de 75 millones que Aguirre diseñó y el drama continuó. Atlético de Madrid era un equipo de mala calaña. A mitad de campaña el presidente se deshizo del “dueño” Gil Marín, y sentó a Quique Sánchez Flores en la banca de un equipo podrido. Sucedió lo mismo, Forlán casi golpea al nuevo técnico en un entrenamiento y Agüero no hablaba. Pero el presidente lo respaldó y en menos tiempo que Abel y desde luego que Aguirre, logró reciclar la basura.

Con los desperdicios, un medio campo destructivo, delanteros solitarios y defensas distraídos (igual que México), construyó un equipo competitivo. Combatió la crisis con gran conocimiento de las nuevas teorías de juego, desconocidas por la mayoría de sus futbolistas, dicho por ellos. Hoy, los actuales campeones de UEFA y probablemente de Copa, pueden convertirse en un grupo histórico del Club.

¿Qué les dijo el técnico?… “Los equipos no son ofensivos o defensivos en función de los jugadores, sino del equilibrio entre sus libertades y obligaciones. Hagamos del centro del campo un rombo, el sistema son ustedes, ayudemos a que los delanteros formen una línea de tres con muchas combinaciones y llegadas. Los equipos no se desequilibran cuando los defensas saben qué lugar ocupar al no tener el balón. Es un poco lo que hace el Barcelona, usar el balón a favor y en contra”.

Aguirre era culpable...

El campeonato del Atlético quita inocencia a Aguirre. Hay caminos que evolucionan cuando una persona monta una revolución por el pasillo, basta seguirla y mirarla caminar.

Jose Ramon Fernendez jr./cartas oceanicas

Deja un comentario