A ver quien se acuerda..

Tengo un recuerdo muy antiguo, yo creo que tendria como siete años (1.965), mi madre nos llevo a mis hermanos y a mi a una pequeña feria que se ponia en la Plaza de las Estaciones, en Santander. Habia un puesto que vendian “bombas”, ¡bombas para el mareo!, ¡bombas para el mareo!, anunciaban. Eran unos bollos rellenos de crema pastelera que sabian a churro. En una tarima junto al tendejon de las  bombas, donde estaba antiguamente el puesto de periodicos de “Padilla”, habian instalado una tarima y arriba habia un tipo con una guitarra vestido de verde, tanto las mangas y las perneras verdes estaban adornadas con holanes verdes, portaba un sombrero cordobes verde y cantaba la cancion de los billetitos verdes. Ahora que lo recuerdo, se me hace una pasada.

El perro verde

Deja un comentario