Twitter, el sexo en vivo y el Círculo Amarillo

Twitter, el sexo en vivo y el Círculo Amarillo

Hong Kong. Twitter es como los espectáculos de sexo en vivo: está al alcance de todos, pero no todo lo que ocurre ahí es verdadero. Hoy cualquiera puede tener una cuenta de Twitter, así como cualquiera puede presenciar un espectáculo de esa naturaleza. No obstante, ni todo lo que se escribe en 140 caracteres es cierto, ni los participantes en el sexo en vivo están haciendo verdaderamente el amor. Mucha mentira.

La verdad me da desconfianza esto de que Twitter esté siendo tan constantemente elevado a las esferas informativas cotidianas. No sé si se trate de un intento inconsciente de los medios de comunicación por legitimar sus elecciones editoriales, o de una especie de group thinking, en el que todos los medios mexicanos desean estar a la vanguardia. El group thinking explica por qué tantos bancos de inversión se metieron en el mismo embrollo con las hipotecas basura.

Es curioso, pero yo no observo que CNN, BBC, Fox, Bloomberg y otros medios electrónicos de reputación internacional se estén obsesionando tanto con la mentada plataforma tecnológica. Pero en México lo que se discute en Twitter cada día con más constancia se convierte en el mainstream del debate cotidiano. El fenómeno es sumamente extraño, porque definitivamente hay opiniones y notas periodísticas mucho mejor documentadas en los diarios que en Twitter, pero pasan desapercibidas a los ojos de editores de otros medios. Es el celo entre ellos.

Llama también la atención que los personajes públicos hayan tomado la bandera de twittear con tanto ahínco. Porque hay que decirlo: mucho de lo que toma relevancia en esa plataforma es porque lo dijo alguien que previamente ya era seguido. Vaya, las discusiones alimentadas u originadas por Olegario, Adela, Pedro, Loret o Azcárraga son catapultadas dentro de esa realidad virtual por venir de quien vienen. Curiosamente, otras plataformas igualmente participativas, con más años en el mercado, no brincaron tanto a la palestra, aunque ofrecían algo similar… el caso de los blogs.

Aquí el diagnóstico: Twitter tiene tanto éxito en México porque es el primer lugar, con inmediatez total, donde se mezclan el Círculo Rojo con el Círculo Verde. Nace el Círculo Amarillo.

Carlos Mota

Deja un comentario