Soberania

Soberania

La soberanía, según la clásica definición de Jean Bodin, en su obra Los seis libros de la República, es el “poder absoluto y perpetuo de una República“, y soberano es quien tiene el poder de decisión, de dar leyes sin recibirlas de otro, es decir, aquel que no está sujeto a leyes escritas, pero sí a la ley divina o natural.

En 1762, Jean-Jacques Rousseau retoma la idea de soberanía pero con un cambio sustancial. El soberano es ahora la colectividad o pueblo, y ésta da origen al poder enajenando sus derechos a favor de la autoridad. Cada ciudadano es soberano y súbdito al mismo tiempo, ya que contribuye tanto a crear la autoridad y a formar parte de ella, en cuanto mediante su propia voluntad dio origen a ésta, y por otro lado es súbdito de esa misma autoridad, en cuanto se obliga a obedecerla.

Así, según Rousseau, todos serían libres e iguales, puesto que nadie obedecería o sería mandado por un individuo sino que la voluntad general tiene el poder soberano, es aquella que señala lo correcto y verdadero y las minorías deberían acatarlo en conformidad a lo que dice la voluntad colectiva. Esta concepción russoniana que en parte da origen a la revolución francesa e influye en la aparición de la democracia moderna, permitió múltiples abusos, ya que en nombre de la voluntad “general” o pueblo, se asesinó y destruyó indiscriminadamente. Generó actitudes irresponsables y el atropello a los derechos de las minorías.

Sacado de la Wikipedia

Remitiendonos a Mexico, la manoseada y vilipendiada “soberania”, la utilizan nuestros odiados politicos para evitar el desarrollo del pais y de esta manera seguir mamando de la teta de las empresas publicas que generan las materias primas para elaborar los bienes de consumo,  y que a pesar de haber estado sometidas  a una depredacion constante durante años siguen teniendo un relativo futuro.

Cada vez que se menciona la posibilidad de que la iniciativa privada, sea nacional o extranjera puedan hacerse cargo de estas empresas pesimamente manejadas, cientos de voces rugen en un estruendoso y vibrante grito de oposicion, como el del niño que le quitan su caramelo o su juguete. ¡No se metan con nuestra soberania!, dicen. ¡Mis güevos!, solo les preocupa su bolsillo.

Ahora que Obama se enoja con los asesinatos de sus paisanos en Cd. Juarez y manda al F.B.I., a la policia fronteriza y quien sabe a cuantos mas, no falta el ladrido de los perros que se pegan como lapas a  la puta soberania que nos mantiene con el pie en el cuello. Si ayudan a resolver los asesinatos, ¿cual es el problema?, nuestros presidentes municipales, gobernadores y politicos en general, no hacen absolutamente nada, son unos putos cobardes que se agarran de la pusilanimidad para seguir chupando del bote, incluyo a nuestro tibio presidente de las promesas.

Si no saben arreglar las broncas, dejen que otros lo intenten, bienvenida la ayuda que sea necesaria.¡ Dejen de estar jodiendo y ponganse a trabajar!.

Deja un comentario