La comida basura es tan adictiva como la heroína

La comida basura es tan adictiva como la heroína

El «fast food» o comida basura puede ser tan adictivo como la heroína o la cocaína, de acuerdo con los resultados de un estudio realizado por el Instituto de Investigación Scripps de Florida, del que se hace eco «Nature».
Los científicos sometieron a ratas a dietas de alto contenido calórico y comprobaron que los receptores dopamínicos D2, que «recompensan» al cerebro con sensaciones agradables relacionadas con la comida, el sexo o la cocaína, sufrían la misma transformación que en un adicto. Las ratas ganaron peso rápidamente y desecharon su comida habitual.
«El consumo excesivo de alimentos sabrosos y con muchas calorías, como salchichas, bacon o tarta de queso, dispara un cambio en los circuitos de recompensa cerebrales, lo que conduce al desarrollo de un hábito de ingestión compulsiva difícil de abandonar», asegura el autor de la investigación, Paul J. Kenny.

M. Carbonell/larazondigital.es/ciencia

Deja un comentario