Francisco Toledo

Francisco Toledo

En la mayoría de sus pinturas y gouaches, la paleta está compuesta por colores cálidos y “terrosos”, con la sucesión de tonos que van desde el beige hasta el café.

La distribución de los colores no homogénea crea una rica gama de luces y sombras en distintos matices que hacen los cuadros más llamativos y dinámicos. Igualmente difumina los colores oscureciendo los contornos que delimitan las siluetas, ocupando éstas un lugar especial dentro de las composiciones.

A partir del arte, Toledo expresa la relación entre el hombre y la naturaleza, relación que primero plasma mediante la línea y color -en la pintura y la gráfica- y posteriormente, por medio de las representaciones en volumen, como en el arte-objeto y en la escultura.

En la escultura, el artista continúa empleando diversas técnicas, y a través del espacio y la materia logra plasmar la relación hombre-naturaleza. Animales e insectos siguen siendo parte esencial de su temática; muchas veces éstos se confunden con elementos fálicos -por ejemplo, en la serie de los cañones-, quizás como alusión a un mundo predominantemente masculino. Las formas eróticas se hacen más evidentes ya que utiliza el volumen para concretar las figuras, y así un conejo puede transformarse en un órgano sexual, o fundirse con partes de un cuerpo femenino, logrando una metamorfosis en los personajes.

El pintor también ha ilustrado diversos libros como: “Palabra”, 1971;”Toledo-Sahagún”, 1974, basado en “Historia de las cosas de la Nueva España”, de fray Bernandino de Sahagún; en 1975 realiza las ilustraciones humorísticas y fantásticas para “Chilam Balam”; en 1976, el libro sobre iguanas “Guchachi”; en 1981,”Trece maneras de mirar a un mirlo”, editados por la Galería Arvil. El maestro ilustró “Zoología fantástica”, de Jorge Luis Borges, libro editado por el Fondo de Cultura Económica. Los originales de éste último fueron expuestos en Estados Unidos, América Latina, Europa y Oriente.

www.oaxaca-mio.com

Deja un comentario