Si Chalco fuera Haiti

Si Chalco fuera Haiti

Se anuncia, para la semana próxima, la celebración del festival musical Un corazón de México para Haití, en solidaridad con los damnificados por el terremoto ocurrido en ese país hace algunas semanas. Desde que esa tragedia tuvo efecto, miles de mexicanos cooperamos de una u otra manera para ayudar a “nuestros hermanos haitianos”, según se debe decir si queremos lucir políticamente impolutos. La ayuda llegó cuantiosa a la Cruz Roja, a la embajada de esa nación y a cientos de centros de acopio. Cuando un diputado perredista a quien apodan El Chuko se atrevió a hacer una broma sobre la negritud haitiana, el temible peso inquisitorial de las buenas conciencias progres cayó sobre él y le costó no sólo el desprestigio social, sino su expulsión de las filas del PRD. “No queremos a racistas en nuestro partido”, salió a decir estentóreamente, ante cámaras y micrófonos, el presidente de ese partido, el inefable Jesús Ortega. Hasta ahí, todo correcto, correctísimo.

La semana pasada, el mal tiempo se ensañó con buena parte del centro de nuestro país, especialmente con Michoacán, el Estado de México y el Distrito Federal. Las lluvias feroces ocasionaron desbordamientos de ríos, inundaciones, deslaves, muertes. Miles son los damnificados en lugares como Angangueo, Chalco, Ciudad Nezahualcóyotl, el noreste del DF. Hay gente que todo lo perdió y sin embargo…

¿Dónde está la movilización masiva para recabar víveres y medicinas? ¿Dónde los festivales, los bailes para recaudar fondos? ¿Dónde se halla la tradicional solidaridad del pueblo mexicano hacia “nuestros hermanos”… mexicanos? ¿Se nos agotó con lo de Haití? Vaya, ni siquiera hubo un Chunko que hiciera algún comentario indignante sobre los damnificados michoacanos, mexiquenses y defeños. ¿Será que viste más ayudar a un habitante de Puerto Príncipe que a uno del Valle de Chalco?

“Luz de la calle, oscuridad de la casa”, reza el viejo refrán. Nunca tan cierto como hoy.

http://www.lamosca.com.mx/

Deja un comentario