Pobre Transicion

Pobre Transicion
Juan Genoves

ME JODE que aún se estén dando gracias por el milagro de la Transición. No lo hubo. Se hizo llena de miedo. Yo escribí cada semana su cobardía -por todos lados- en Sábado Gráfico. No me extraña que me procesaran de continuo. La gente fue convencida de que el Sagrado Corazón y Santiago Carrillo se habían perdonado las ofensas. Y se ha tardado en ver que no fue así, y que la gente aquella no estaba preparada ni tenía por qué. ¿Qué se hizo con los exiliados? Dejarlos en la sombra: se rompió el cordón umbilical de sus obras y de sus nombres y de sus ideas. En las elecciones del 78 el PC se redujo al 9% de votos. Qué duro. ¿Y por qué no se hizo lo que ahora se critica que hace Garzón? No dudo que él sea muy divo; con toda la razón: los crímenes de lesa humanidad no prescriben, la Historia no se somete a caducidades y las familias quieren a sus muertos: hasta la Iglesia que cree en la vida eterna. Se llegó a transacciones miserables porque nadie estaba donde tenía que estar. El que quiera enterarse, con perdón, que lea mi Texto y pretexto íntegro, editado por Mapfre. La dichosa Transición me costó sangre.

Deja un comentario