Paradojas de la metafisica mexicana

Paradojas de la metafisica mexicana

Por el Lic. Mefistófeles Satanás (dotor Horroris Causa, Academia de Atenas)

México existe en su propia burbuja de irrealidad. La afirmación de que es un país surrealista tiene bases sólidas. Aquí se presentan varias paradojas que ilustran esa irrealidad. Aparentemente mucha de la irrealidad es causada por una entidad –Taravisa—que lucra con crear esa burbuja y convencer a los más pendejos de la lógica perversa que manda dentro de la burbuja. Advertencia: si se pone a pensar en estas pendejadas va a acabar como su servidor. Coma frutas y verduras.

El Enano y el Chapo

Suponga que usted pone a un enano que tiene aviones, helicópteros, yets que le dieron los gringos, satélites gringos que le informan, etc., etc. con los que persigue a un Chapo que solamente se mueve en una troca del año por la carretera “adelantito de Guanacevi, Durango”. La troca es rápida pero no más rápida que los medios del enano. Si el enano persigue al Chapo esta paradoja indica que NUNCA lo va a alcanzar. Esto se basa en la afirmación de Aristóteles en su Física: “En una persecución, el corredor mas rápido nunca puede alcanzar al mas lento pues el perseguidor siempre tiene que llegar primero al punto del que el perseguido salio y este ultimo a su vez ya se desplazo.” La realidad es que intervalos sucesivamente más pequeños e infinitésimos SI convergen en una cantidad finita, pero Aristóteles nunca conoció a Fourier o a Euler y, por otra parte, ni Fourier ni Euler vinieron a México y menos a Durango. Claro esta, si Fourier y/o Euler resucitaran y fueran a Durango entonces SI alcanzaría el enano al Chapo. La imposibilidad de que Fourier o Euler resuciten y vayan a Durango es la razón por la cual el enano NUNCA va a alcanzar al Chapo. Así pues, si el enano no captura al Chapo la culpa la tienen Fourier y Euler por haberse muerto, ¿entienden? Como se dice bien en Veracruz: “desde que se inventaron las excusas se acabaron los pendejos.”

La Paradoja del Borracho Enano

Básicamente, nuestra percepción de la realidad viene de nuestros órganos sensoriales. Si un enano se encuentra borracho y se pregunta: “¿soy en verdad presidente?” sus camotes le van a decir que si. Pero esa realidad toma lugar cuando sus sentidos se encuentran afectados por el alcohol. ¿Y si se hace esa misma pregunta cuando cree que NO está borracho y sus camotes le contestan igual, como puede entonces confiar en su percepción de la realidad si le dicen lo mismo este borracho o no? A todo le van a decir que si, aun si hace preguntas de borracho como “¿soy el presidente del empleo?” o “¿en verdad vamos ganando?”. Así pues, en México, los enanos borrachos existen en una burbuja de su propia realidad que no es compartida por el resto de los mexicanos, aun por mas que Taravisa insista en querer ampliar el radio de esa burbuja.

Posted by Pomponio/cerrodelascampanas.blogspot.com

Deja un comentario