Naturaleza asombrosa

Alsomitra macrocarpa, dispersando vida en “aviones de papel”

Naturaleza asombrosa
El “avioncito de papel” que véis en la foto superior, es en realidad la semilla de una planta cucurbitácea javanesa llamada Alsomitra macrocarpa. Cuando la vaina de esta enredadera tropical malasia (una especie de calabaza del tamaño de un balón de fútbol, tal y como se ve en la foto inferior) libera una de sus 400 semillas completamente aerodinámicas, estas son capaces de planear a través de la pluvisilva trazando amplios círculos en busca de un hueco en el atestado suelo donde poder germinar.

Se dice que este diseño de la naturaleza ha inspirado a ingenieros aeronaúticos (véase Igo Etrich, o Akira Azuma y Yoshinori Okuno), que imitaron su facilidad para el vuelo en el diseño de planeadores, cometas e incluso aviones militares como el del bombardero invisible B2 Spirit.
Naturaleza asombrosa
La semilla de 13 centímetros de envergadura y solo 10 micrómetros de espesor (apenas pesa 300 miligramos), cuenta con dos alas membranosas de un material similar al papel que le permiten descender planeando (en ausencia de vientos fuertes) trazando círculos de 6 metros de diámetro y en un ángulo de 12 grados. Eso si, si los vientos son propicios el “avioncito” puede volar en línea recta alejándose cientos de metros de su planta madre. En cuanto la semilla toca suelo, las alas se descomponen.

Ya veis que la naturaleza se nos ha adelantado incluso en la creación del avión de papel, nuestro amigo de la infancia. En fin, os dejo con un vídeo de estas “aerosemillas” en acción que he encontrado en youtube:

La información la encontré en Waynesword, y me dio por buscarla tras ver un maravilloso documental de Richard Attenborough, al que llegué vía Meridianos.

maikelnai.es

Deja un comentario