Costumbres tibetanas y la fiesta de los toros

Costumbres tibetanas y la fiesta de los toros

Esta semana el Dalai Lama ha visitado a Barack Obama. También hemos sabido que este líder tibetano se ha sumado a la petición que la Asociación para la Defensa de los Derechos del Animal ha hecho a los diputados catalanes para que prohíban definitivamente las corridas de toros en Cataluña.

Apenas entiendo de toros. Yo siento una curiosidad inmensa por conocer este arte, dada la larga tradición de artistas (Picasso, Lorca, Welles o Hemingway) que le daban tanta importancia. Supongo que es una tradición con un sentido concreto en la que algo de belleza despunta. Me sorprende que alguien de una cultura tan distinta (en la que se creía que las almas se reencarnan en animales) se ponga en contra de una tradición y costumbre tan alejada de la suya. Sea el Dalai Lama ahora o un papa en el siglo XVI. Es como si en estos tiempos los españoles empezáramos a hacer huelgas porque atenta contra los derechos del animal que los monjes tibetanos no utilicen a los perros de la raza Lhasa Apso para calentarse en invierno. Todo un despropósito.

Philip Muller/cartas/elmundo.es

Deja un comentario