Columna para el usuario

Columna para el usuario

Hay vida en las profundidades de esta página. Seres “online”. Personajes de sufragio escrito. Parlamentarios del “nickname”, avatares del comentario. Senado en red, plebiscito virtual. Su opinión es la base que sostiene esta columna. Todas; la cáustica, la enmohecida, la oxidada, la abrasiva y hasta la malparida, forman parte de este espacio. Es pequeño, somos pocos, pero es comunidad. Ayer, después de insufribles semanas, decidimos que el pertinaz y consuetudinario Iván Benítez; americanista abandonado y madridista desilusionado, nos acompañara al Bernabéu. Llegamos al estadio con su “nickname” en la libreta, y la idea de convencerlo para convertirse al “badminton”.

Columna para el usuario

Entrañable Benítez, colega digital, el América y el Madrid poco se parecen. Quizá en los millones y un adulterado ascenso a la grandeza. Uno es tirano decadente y el otro, una democracia consentida. Sus deficiencias son congénitas, el América tiene el gen monopolista y el Madrid, la molécula monárquica. Pero futbolísticamente, no hay forma de compararlos, espero no herir tu plumaje real. El América perdió la fe, el Madrid todavía cree en algo. A pesar del pragmatismo de su técnico, tiene jugadores que sacan adelante los partidos, son los más caros del mundo, pero el materialismo no los aniquila. Hace falta ver a Cristiano en vivo, para darse cuenta que no sólo es una potencia económica. Olvídate de la pulcritud del vestuario, el respeto al aficionado, las tradiciones, la humildad para encarar a la prensa y al rival. Me quedo corto Benítez no quiero mentirte, el Azteca sigue mudo, el Bernabéu ayer fue un coro. Espero haber entendido tu comentario. En nombre de todos los que abajo firman, llevamos nuestra columna al estadio.

Seguiré escribiendo, en este espacio convertido en compromiso de día y de noche. Ha sido construido sólo con palabras, pero ya es un lugar con domicilio propio, tiene vida y una inspiración que lo sostiene, habita en este párrafo, ojalá ella siga viniendo a este sitio todas las mañanas.

Jose Ramon Fernandez G. de Quevedo/mileniodiario

Deja un comentario