10 formas de dejar de fumar

10 formas de dejar de fumar
Primera:
      Fume objetos alternativos: trozos de moqueta, barras de pan, periódicos financieros. Procure no engancharse a esos vicios.

Segunda:
      Lleve a cabo una terapia de choque: fume varios cientos de cigarrillos al día hasta que lo aborrezca. Si no tiene éxito, aumente la dosis. Procure no morir de cáncer antes de acabar la terapia.

Tercera:
      Hágase amputar brazos y piernas para no tener forma de sujetar un cigarrillo.

Cuarta:
      Contrate a diez o doce macarras para que, cada vez que usted saque un cigarrillo, lo rodeen diciendo: “Déjame un cigarrito, campeón”.

Quinta:
      Puesto que, según los expertos, es más difícil dejar el tabaco que la heroina, pase a consumir heroina y luego déjela. Así le será más fácil.

Sexta:
      Cuando sienta deseos de fumarse un cigarrillo, cómase tres.

Séptima:
      ¿Siente deseos de fumar?. Acuda a un gimnasio y grite: “¡Aquí no hay hombres!. ¡Todos contra mí, nenazas!”.

Octava:
      Envíe cartas al Ministerio de Hacienda hasta que consientan en multiplicar por cien los impuestos sobre las cajetillas de tabaco.

Novena:
      Realice arriesgadas y estúpidas operaciones bursátiles hasta que se arruine completamente y se quede sin dinero para comprar cigarros.

Décima:
      Haga carrera política y diplomática hasta llegar a ser Secretario General de las Naciones Unidas. Entonces proclame el tabaco ilegal en el planeta y erradique completamente su cultivo.

www.profesorvandido.iespaña.es

Deja un comentario