¿Pero que es esto?

¿Pero que es esto?

SUPONGO que ser Papa es muy difícil. Lo ha sido para unas cuantas personas en la Historia; pero el descansar en Dios alivia el peso. Y serlo como Benedicto XVI no es cosa del otro mundo ni de éste. Ahora viene con un ataque a las leyes británicas sobre la paridad -no de sexos sino de hetero y homosexuales- y con la invitación a los obispos a combatirlas. Dice que, al ir contra el privilegio eclesiástico de discriminar a los homosexuales, «violan la naturaleza». ¿No es para mear y no echar gota? ¿Quién se cree este señorito que es? ¿Qué idea tiene de Dios, de la Iglesia, del Pontificado y de su santa madre? ¿Por qué, si le molesta el tema, no pone en orden su corral en lugar de echar espesos velos para no indemnizar a los perjudicados, y dice «lasciate ogni speranza» a los que, según él, su Dios hizo de forma no sé si distinta de la suya o no? Me parece tanta hipocresía, tanta soberbia, tanto pecado capital esa actitud de cogérsela con papel de fumar, que si existiese Dios y fuese yo -Dios no lo quiera- terminaba con esa Iglesia en este mismo instante. Ya está bien de monsergas y de tocar al mundo las pelotas.

Antonio Gala

Deja un comentario