Varias crisis

Varias crisis

ESTÁ CLARO que lo que llamamos hoy la crisis es sólo la más leve de las que nos amenazan. De ella, la económica, saldremos como se salió siempre: dejando las cosas como estaban, mande el dólar o el yuan. Pero existe además otra crisis ecológica desde hace mucho tiempo, que no les conviene a los más poderosos resolver sino quizá cuando sea demasiado tarde. La vana palabrería y el eterno aplazamiento de Copenhague lo demuestra: el futuro urge menos. Y hay, por si fuera poco, una tercera crisis, que proviene desde el principio de la historia humana. «Siempre habrá pobres y ricos», se dice, y es verdad. Es la más grave, y nos atañe a todos: la sociológica, de reivindicaciones y denuncias desatendidas, de explotación de unos países por otros, de infinitas desigualdades a que cerramos los ojos los mejor situados. Aristóteles diferenció muy claro la buena vida de la vida buena. Los derechos humanos de los pueblos pisoteados o ignorados, los gobiernos ricos ajenos a asuntos que las ONG ni pueden ni tienen por qué resolver… Las 10 primeras fortunas del mundo superan las rentas nacionales juntas de los 55 países más pobres. ¿Hasta cuándo? ¿Hasta que los financieros decidan? ¿O hasta que decida el terrorismo?

Antonio Gala

Deja un comentario