Un chiste de penitencia

curaanim

Un hombre comete un pecado bastante gordo que no viene a cuento
explicar, y como penitencia decide meterse en la orden de cartujos mas
severa que puede encontrar. Al entrar habla con el padre superior, que
le explica como es la vida en el convento.
– Mira, te tendras que levantar a las cinco de la madrugada.
Trabajamos en el campo unas doce horas diarias, y vamos a misa cuatro veces
al dia. Tendras que hacer penitencia todas las mañanas, y pasar varias
horas rezando y meditando. Solo hacemos dos comidas al dia, y los domingos
y festivos son un poco mas duros. No volveras a salir del convento durante
tu vida, ni tendras nunca mas noticias de tus amigos ni familiares, casi
como si estuvieras haciendo un doctorado en los USA, y tienes que hacer
los votos de pobreza, castidad y obediencia. Ademas, solo puedes decir
dos palabras cada diez años.
(Para los propositos del chiste, el padre superior esta exento de la
ultima parte.)
Total, que el tio se queda en el convento. Al cabo de los diez
primeros años, va al despacho del padre superior y le dice :
– Habitacion fria.
– Si, claro, es que como el convento no tiene dinero para reparar
el techo… pero haz un esfuerzo y piensa en el amor divino que… (total,
que le suelta un rollo tremendo para no hacer nada)
Pasan otros diez años, y este hombre vuelve a ver al padre
superior.
– Comida mala.
– Ya, pero es que debes comprender que no estamos aqui para
dedicarnos a los placeres carnales, sino que…
Vamos, que le larga otro rollo para que se vaya contento. Tras
otros diez años, vuelve a verle.
– Cama dura.
– Ah, no, mira, eso si que no, una cosa es no tener mucha vocacion
y no poder soportar una vida austera, pero esto me empieza a parecer
lujuria, para evitar los malos pensamientos te doblaremos tu trabajo y…
(Y sigue un rollo mas agrio que los otros)
Total, que al cabo de otros diez años, este hombre ya es un viejo
amargado; se ha pasado la vida puteado en el convento, y ademas no ha
conseguido ni siquiera hacer una tesis, asi que va al despacho del padre
superior y le dice :
– Me voy.
– Tio, pues vete ya, joder, que cada vez que abres la boca
es para quejarte !!

Deja un comentario