Pasos de plomo

Pasos de plomo

CON FRECUENCIA de las pequeñas causas surgen los mayores efectos. Reitero una vez más mi rechazo a la intervención -y más aún a su aumento- en Afganistán. Obama se ve obligado, por herencia, a actuar en un país cuyo gobierno fue instalado por USA y al que ahora acusa de corrupto, como si tal hecho no hubiera sido previsible. Hablo de Karzai y los suyos. La población afgana tiende a mirarse a sí misma, lejos de extranjeros, desconocidos e invasores, de cuyas intenciones duda siempre. Y su mirada encontrará a los talibán. ¿Se trata o no de una guerra contra el terrorismo? De una fuerza creciente, a la que se invita a participar a los enemigos del desorden, como la UE. ¿En 18 meses, como se ha prometido, se resolverá todo? ¿Y los grandes daños a vidas humanas de musulmanes, mujeres y niños? Hay políticos serenos que se oponen a otro Irak, a otro Vietnam, incluso a una tercera guerra mundial contra el terrorismo. Que se transformará en terrorismo ella misma. No deben apoyarse siempre las ideas o los procedimientos norteamericanos. En guerras infinitas o indefinidas no ha de participarse, llámenselas como se las llame. Nosotros no somos herederos de Bush. Que eso nos salve.

Antonio Gala

Deja un comentario