Immortels

Nunca te lo había dicho

pero somos

inmortales.

¿Por qué te has ido

antes de que yo

te lo enseñara?

¿Ya lo sabías?

¿Habías adivinado

que los dioses se ocultan

bajo nuestros rostros

borrachos?

Todos los besos recibidos

¿sabías

que duraban,

que mordiendo la boca

su sabor volvía?

¿Y que debe haber sangre

que no se seque?

Tú me diste la mano

para beber de esa sangre.

Nunca te lo había dicho

pero somos

inmortales,

inmortales.

¿Has pensado alguna vez

que nada

termine?

¿Y que sea allí o no

sería lo mismo?

Y tú que ya no estás ahí

es como si fueras

más inmortal que yo

pero yo te sigo de cerca.

Nunca te lo había dicho

pero somos

inmortales,

inmortales.

Deja un comentario