Escuchen el clamor

Escuchen el clamor

Pongan atención a quienes en verdad queremos a México y sabrán que estamos hartos de lo que ocurre, que si 70 años del PRI en el gobierno nos hicieron mucho daño, estos casi 10 de Acción Nacional han sido nefastos.

La semana pasada pedí a los políticos y a los funcionarios que cierren la boca porque sus declaraciones y dislates ofenden, y recibí comentarios respecto a su libertad de decir lo que sea. Eso es cierto, pero mejor sería que gobernantes, legisladores, ministros, funcionarios todos, escucharan el clamor de los mexicanos, que se oye en el radio, se lee en los diarios por la pluma de comentaristas, intelectuales y columnistas, y decidieran trabajar en verdad por México.

Pueden ver en nuestro Excélsior lo que realmente ocurre en el país: lean a Pascal Beltrán del Río, a don Gerardo Galarza, a Jorge Fernández Menéndez, Leo Zuckermann, José Antonio Crespo y Francisco Martín Moreno, a Yuriria Sierra, Enrique Aranda, Adela Micha, así como a José Yuste, Darío Celis, David Páramo, Pedro Alonso, Mario Melgar, Ruth Zavaleta y tantos más.

Pueden buscar también orientación en otros diarios o entrar a las páginas electrónicas de las cada vez más numerosas agrupaciones políticas nacionales que recogen la voz de millones de mexicanos.

Pero si no quieren leer porque no tienen tiempo (o no saben leer), simplemente escuchen el clamor de los ciudadanos, del vecino, del bolero de la esquina, el peluquero, el comerciante del mercado, el taxista, la ama de casa, el compañero del Metro, el médico, el electricista e incluso de sus parientes. Pongan atención a quienes en verdad queremos a México y sabrán que estamos hartos de lo que ocurre, que si 70 años de priato nos hicieron mucho daño, estos casi 10 de panato han sido nefastos, porque el PAN no ha sabido gobernar, y quienes ahora son oposición, el PRI, el PRD y otros, han paralizado al país con sus acciones y sus omisiones.

El clamor surge en todo México y nos agravia además la lluvia de mensajes que pretenden convencernos de que estamos mejor que nunca, pues quieren darnos atole con el dedo y olvidan que la realidad es más terca que todas sus fantasías y falacias.

Todos sabemos que este puede ser un año crucial, que es vital aprobar las reformas que propuso el presidente Calderón, y otras: la fiscal, la laboral, la energética, la política, etcétera, y que ustedes serán los culpables de lo que ocurra, porque si sus intereses van sólo a los comicios de este año y a la preparación de la elección de 2012, están simple y sencillamente traicionando a México.

Escuchen el clamor por el escándalo que significa que un individuo en la Suprema Corte de Justicia de la Nación gane casi un millón de pesos al mes mientras 20 millones de mexicanos viven con 10 pesos al día. Escuchen el clamor por la ofensa que representan las “dietas” y canonjías de los legisladores que trabajan tres meses al año y se ausentan la mitad del tiempo. Escuchen el clamor por los arreglos “en lo oscurito” entre funcionarios, líderes sindicales y delincuentes. Escuchen el clamor porque, a 200 años de nuestra Independencia, los mexicanos aún no somos independientes, dependemos de los caprichos del Ejecutivo, de los dislates del Legislativo y de la impunidad del Judicial.

Pongan atención y escuchen el clamor, porque el tiempo apremia.

Rafael  Alvarez Cordero/excelsior.com

Deja un comentario