El otro mejor del mundo

El otro mejor del mundo

Barcelona llegó esta mañana a Sevilla donde juega su primer mano a mano del año, con la noticia de tener a otro mejor jugador del mundo además de Messi. Xavi, el injusto saldo del marketing en la estantería de camisetas, salta por la noche al Sánchez Pizjuán, con la opaca medalla de la IFFHS. Reconocimiento burocrático, pero muy decente, sin la luminosidad del Balón de Oro ni la radioactividad del FIFA World Player.

El genial artesano esculpió todo desde el 2008, es la mano que mece Europa en clubes y selección. Cumpliendo a carta cabal con los derechos y obligaciones de FIFA y UEFA. Ningún jugador ha hecho del futbol un deporte tan científico como Xavi Hernández. Su teoría comprueba la regla, este juego debería ser más práctico que atlético. Hoy, por si alguien lo duda, el neuronal mediocampista merece tener las ideas más brillantes para colar al Barςa en los cuartos de final de la Copa del Rey, un trofeo que galvaniza el triplete.

Su equipo pierde 2 a 1 y enfrente hay un horroroso fenómeno. El Sevilla es un club endemoniado, convocado a exorcizar las cuentas bancarias de Florentino y Laporta. No es cualquier partido, Barcelona puede naufragar a la orilla de un río. Encallar en el Guadalquivir no está en la carta de navegación de este trasatlántico, conquistador de los siete mares. Pero estos noventa minutos no son escasos para todo lo que Xavi, por hoy el número uno del mundo, puede imaginar en fracciones de segundo.

Sin Márquez, recluido en la sospecha, Guardiola plantea una final a muerte. Ganar significa mantener viva la utopía de otro triplete en el 2010. Algo que según la IFFHS, no es paranormal cuando alinean en el mismo cuadro los 2 mejores futbolistas sobre la tierra, Messi con el 10 y Xavi con el 6.

Jose Ramon Fernandez G. de Quevedo/mileniodiario

Deja un comentario