El Loco de la colina

El Loco de la colina

En este tiempo de balance y proyectos, en el que ante nosotros se abre un año nuevo, lleno de posibilidades, también yo quiero expresar públicamente mis buenos propósitos.

Prometo que este año tampoco me rendiré. Qué seguiré creyendo en las mismas cosas y luchando en las mismas guerras. Que no me dejaré tentar por los halagos de la fama, del poder y del dinero. Que seguiré defendiendo la comunicación y sus medios de los ataques de los mercaderes y de los basureros. Que no permitiré que esos bárbaros profanen este territorio.

Prometo levantarme con la ayuda del suelo y de vosotros cuando me sienta derrotado y caído. Prometo no dar un paso atrás, ni para coger impulso. Prometo seguir siendo yo mismo aunque los demás cambien.

Prometo seguir apostando por la belleza aunque triunfe el feísmo, seguir apostando por el arte aunque la mayoría ni lo valore ni lo tenga, seguir apostando por la cultura aunque todos se vulgaricen para hacerse entender por esa nueva mayoría dominante y dominada que son los analfabetos funcionales, los peores analfabetos, puesto que saben y no ejercen.

Prometo seguir apostando por el pensamiento, aunque hacer pensar, en estos tiempos frívolos, para muchos sea un insulto.
Prometo seguir aquí un año más, hasta que el cuerpo aguante, defendiendo la bandera del humanismo y apostando –eso sí, cada vez con menos fe- por un nuevo Renacimiento.

Deja un comentario