El loco de la colina

236130fondo micro1024

Me ahoga la rutina. No la soporto. Huyo, como de la peste, de todo lo que me la recuerda: los días iguales, los programas reiterativos, los presentadores que hacen y dicen lo mismo semana tras semana, años tras año, los buenos deseos de navidad cada navidad, el obligado bronceado de cada verano, el trabajo sin alma, el amor sin amor y sin deseo…
No aguanto la rutina, la sensación de ya visto, de ya oído mil veces, de ya hecho y vuelto a hacer hasta la saciedad. Necesito la pasión para sentirme vivo, para que todo me parezca nuevo, para que todo me sepa de otro modo, para olvidarme de que ya me sé lo que me sé y entregarme sin miedo y sin memoria. Necesito la pasión porque no soporto la rutina.

Jesus Quintero

Deja un comentario