El legitimo Andres

andres-guardado-370x270

No echemos en saco roto el último partido de Andrés Guardado. Lleva tiempo cumpliendo, pero éste, fue por mucho, el mejor de la campaña. Contra el Valencia en la Copa del Rey, anotó, marcó en las dos áreas, le dio vértigo al equipo y tradujo la idea ganadora que su entrenador busca en el campo. Un futbolista al que en España, los técnicos más acomodados le tienen un gran cariño. La mayoría lo considera el mejor de su equipo, por lo menos el más completo.

Guardado representa como nadie, el estilo más apreciado del futbolista mexicano moderno. Ese que aparece poco internacionalmente, pero que en algunos buenos periodos de los últimos años ha hecho que Europa voltee a México con ojos lujuriosos. Es ágil, ligero, rápido, habilidoso. Pequeño, pero fortachón, correoso, incansable. Fiero en defensa, no muy recio, pero cumplidor. Alegre al ataque, incisivo, valiente, descarado y además tiene disparo, sorpresa y solidaridad. Es el típico jugador que resuelve cosas metros atrás y delante del medio campo. No reniega de ninguna posición, tácticamente es un soldado. Por ahora, su punto débil han sido las lesiones. A pesar de su enorme condición, un atleta sin ninguna duda, es frágil. Otra de las características comunes al futbolista mexicano en general, que suele caer en batalla en el momento menos pensado.

La continuidad de Guardado en el Deportivo y su aporte a la temporada española de futbol, es una carta de crédito para sus jóvenes compañeros de selección. Ojalá que la lucha de Guardado no sea desperdiciada por otra generación de talentos express. No hay en este momento un jugador más comprometido con el Mundial de Sudáfrica que el legítimo Andrés, un mexicano aguerridamente creativo.

Jose Ramon Fernandez G. de Quevedo/mileniodiario

Deja un comentario