A little world

A little world

–         Podría pasarme la vida en la cama contigo.
– ¿Alimentas mi vanidad masculina?-responde él.
– Va en serio, no es algún atontamiento postpolvo -asegura sentándose sobre él- eres increíblemente bueno, podría limitar mi existencia a esta cama, contigo dentro. Haríamos el amor y dormiríamos, nada más. Aprendería cada línea y contorno de tu cuerpo, cada peca, cicatriz o marca de tu piel. Te diría cosas guarras y te dejaría explorarme de todas las formas que se te pudieran ocurrir -besa sus labios.
– Cariño, moriríamos de inanición.
– Bueno, solo saldríamos de la habitación para ir a buscar comida y agua. A aprovisionarnos. Encargaríamos a alguien que fuera llenando la nevera, no sé, quizá a tu madre.
– ¡Seguro! Le encantaría la idea de que me convirtieses en un escalvo sexual.
– Ella también fue joven, además, a nadie le iba a importar más que a tu madre que te alimentases correctamente.
– Creo que a ese ritmo me matarías – ríe.
– No, si te alimento y te dejo descansar.

–         sebuscamuso.blogspot.com

Deja un comentario