Nochebuena

arbol de navidad,Accésit en el 1º certamen de pintura  Así le cantamos.

SÉ QUE ES una locura, pero desde aquí quiero desear una noche buena al mundo entero. ¿Será mucho pedir? ¿Será imposible que, por unas horas, se acorte la distancia de políticas, de riquezas, de sentimientos, de proyectos distintos y de distintas religiones? Con un niño que nace, nace la gran promesa, la esperanza, la ilusión nueva. Después del fracaso de Copenhague, que pone en entredicho la subsistencia de este mundo, miremos lo que nos queda alrededor. Sintámoslo de todos. Compartamos. Todos somos, en pura esencia, iguales: prescindamos de máscaras y ropas y de adornos postizos. Cerremos los ojos y evoquemos las presencias ajenas, las más lejanas, las más crudas, las más necesitadas, las más opuestas a nosotros en colores, costumbres, dioses, culturas, incluso horarios… ¿Todos somos seres humanos? Seamos iguales hoy. Yo, que cenaré solo con mis perros, pensaré, con cuanto me queda de cuerpo y alma e inteligencia, además de en mi gente querida, en la que no conozco ni conoceré nunca, en la que no me conoce ni me conocerá. Y desearé, con la fuerza entera de que sea capaz, lo mejor para todos. Juntos, humanos, desvalidos y pobres en el fondo.

Deja un comentario