Bestia blanca

real_madrid_2

Tanto título del Barsa nos ha hecho olvidar que el Real Madrid tiene montado un equipazo. Diseñado para cazar, el Madrid tiene prohibido jugar al futbol como el eterno rival. En el Bernabéu el toque aburre, su pueblo poco sibarita, elude el futbol arte. Se siente más cómodo con la épica que con la estética. Ataque vertical, zancada veloz, pegada brutal. En definitiva, un juego más básico, pero igual de apegado a sus costumbres.

La bestia empieza a despertar, Real Madrid no ha enseñado los dientes todavía, pero es bien sabido que tiene una quijada feroz. La última mordida, frente a un doméstico como el Zaragoza, ya mostró un perfil del que gusta en la grada blanca; goleadas descomunales, poderío salvaje. Sin parafernalia. Goles rabiosos, puros y duros. Higuaín y Benzemá ya dominan el nuevo sistema, punta y pivote intercambiable. Cristiano Ronaldo es, con perdón de Messi, un futbolista más completo, y aunque solitario, es capaz de voltear los partidos sin necesidad de asociarse con nadie. Xabi Alonso es el gran sacrificado, su rendimiento es descomunal sin la brillantina que tenía en Liverpool. Falta que llegue Kaká y cumpla con las obligaciones en una zona del campo que no tenía en Milán, ni en Brasil, donde era y es más libre.

La defensa pierde mucho sin Pepe, pero Sergio Ramos está recuperado y vuelve a ser el exuberante pretoriano con vocación de centurión. Puede jugar como central o lateral. Albiol y Arbeloa son más aplicados que un niño de sexto grado y Casillas, aunque no vive su mejor momento, es una garantía de liderazgo. Atención con este equipo, el 2010 tiene que ser su año. No puede fallar. El primero en darse cuenta es el Barcelona que tendrá que entregarle Liga o Champions, como mínimo.

Jose Ramon F. de Quevedo/mileniodiario

Deja un comentario