Reforma fiscal

impuestos2

En lugar de tantas  miscelaneas fiscales cocinadas al vapor, al cuarto para las doce, y que solo sirven para tapar agujeros, nuestros queridisimos politicos deberian sentarse delante de una buena mesa de trabajo y no en un restaurante de lujo, para poder diseñar sin tantas prisas, una buena reforma fiscal.

Hasta podrian invitar a participar a cierta gente, que aunque ajena a la politica, fueran conocedoras del tema. Seguramente habra mucha.

En un pais en crisis como el nuestro y del cual los gobernantes presumen que es democratico, todo el mundo debe de apoquinar, contribuir aunque sea a regañadientes, con los odiados impuestos. (Y si no esta en crisis tambien).

Los mas jodidos, lo haran a traves del I.V.A.  Ahora tambien pagaran mas por el alcohol utilizado para ahogar sus penas.

Las iglesias tambien deberan soltar la mosca, al pagar sus impuestos ayudan al pais y consecuentemente ayudaran asi a sus feligreses, que al fin y al cabo es lo que les debe preocupar. Todos sus ingresos por bautizos, bodas, defunciones, confirmaciones, etc, etc, se veran reflejados con sus respectivas facturas. Y nada de eso de que  “Dios se lo pague”.

El negocio del ambulantaje, debera ser controlado, no por algun politiquillo de tercera en sociedad con algun mafioso de cuarta. Para poder alinear este sector multimillonario y que ha tenido  un crecimiento impresionante en los ultimos años, se necesitara algo parecido a una secretaria de estado para organizarlo y convertirlo en recursos potenciales.

La mayoria de los negocios registrados como causantes menores, no lo son en absoluto. Ingresan mucho mas del monto establecido. Restaurantes, talleres, tiendas, donde no facturan ni la cuarta parte de lo vendido, y en muchos casos cuando les pides factura te dicen que no tienen, o que no se las han entregado los de la imprenta. Este tipo de empresas son altamente evasoras.

En cuanto a la filantropia, cuya definicion de acuerdo a su etimologia, es el amor por el genero humano, se ha convertido en todo lo contrario a lo que seria “ayudar de manera desinteresada” , que seria lo correcto. Me gustaria saber cuantos filantropos quedarian en este pais si las ayudas “desinteresadas”, no fueran deducibles de impuestos. Habria que revisar con lupa tambien, esas famosas campañas del redondeo.

Y no hablemos ya de las sumas millonarias destinadas a los partidos politicos, que en algunos casos son empresas familiares exentas de impuestos, de los gastos desmesurados de nuestros gobernantes y ex-gobernantes, viaticos, seguros de vida y gastos medicos, celulares, comilonas, aviones y helicopteros, camionetas blindadas, sequitos de seguridad.

Y que me dicen de Pemex, la C.F.E, los sindicatos………………….

En fin, de  muchas de estas cosas tendrian que hablar en las mesas de trabajo. Esto es lo que tienen que arreglar. Pero como siempre, sera un sueño guajiro.impuestos

Deja un comentario