Las ruinas del muro

antonio_gala

Conoci el Muro años antes de su muerte. Estaba cantada: a un pueblo no puede deslindárselo ni aherrojarlo. Fue un triunfo suyo, representado por Kohl y Gorbachov, que me honra con su amistad. El capitalismo occidental, ya sin adversario, se consideró ganador histórico. Y abusó como siempre hace quien se cree único poderoso. Nos abrumó con crímenes burocráticos, excesos increíbles y el radicalismo que nos trajo a la recesión de hoy. Políticos ignorantes y débiles no lograron evitar las lógicas y congruentes consecuencias de la caída, que a la larga nos afectaba a todos. No se aplicó el principio capitalista de la personificación de los resultados: «Que cada palo aguante su vela». Y lo sufrimos ahora todos. Porque originó que un fracaso económico haya traído el institucional, el intelectual y el moral. O al menos su exasperación: ex ovo, el fracaso estaba ya en el sitio donde siempre que el dinero gobierna. Los 20 años sin Muro fueron económicamente productivos. Pero nos han enseñado, otra vez, la estupidez y el egoísmo humanos. «Los banqueros -ha dicho el jefe de Goldman Sachs- hacemos el trabajo de Dios». Por si no queríamos caldo, tres tazas.

articulo de Antonio Gala/la tronera/elmundo.es

Deja un comentario