La grave crisis del dolar

Dolares_18543

El dólar está en crisis. En una severa crisis. Se ha estado devaluando —o propiamente dicho, depreciando— de manera constante frente a otras monedas, como el yen o el euro. Desafortunadamente el hecho de que frente a nuestra moneda se siga cotizando en el rango de los 13 pesos, crea una ilusión óptica en el mexicano, que piensa que la moneda mexicana está fuerte, cuando no.

Hay que mirar los datos para conocer esta circunstancia. El lunes 15 de junio, por ejemplo, cada euro costaba 1.385 dólares. Era justo días antes del inicio del verano. Para el viernes 14 de agosto la divisa europea ya se cotizaba en 1.4294, lo que implicaba una depreciación de 3.2 por ciento. Pero la cosa no terminó ahí. El viernes 23 de octubre cada euro ya valía 1.502 dólares, es decir, una enorme depreciación de 8.4 por ciento. Ojo: que en cuatro meses la moneda estadunidense haya perdido más de 8 por ciento ¡representa una crisis descomunal!

A partir de octubre y durante noviembre el dólar ha mantenido ese nivel, alrededor de 1.48 dólares por euro. En México, no obstante, la gente piensa que debido a que el dólar ya se “estacionó” en los 13 pesos, nuestra moneda finalmente encontró su paridad de mercado, pero no es así, porque nuestra divisa es aún más débil frente a otras, como el franco suizo o el propio euro.

Dos graves señales deben empezar a preocuparnos sobre la nueva burbuja que se está creando en ciertos mercados —como en las bolsas de valores, que están imparables—.

La primera señal es la mención que Barack Obama hizo hace unos días en el sentido de que no se puede descartar un ciclo económico en forma de “W”, es decir, tuvimos una primera caída de esta crisis, y podríamos tener otra. Es inédito que el presidente de Estados Unidos reconozca esto.

La segunda es la revelación de las minutas de la Reserva Federal, las cuales señalan que en su última reunión los miembros de ese organismo reconocieron que se está creando una nueva burbuja financiera. Dijeron que la baja tasa de interés que paga ese organismo está originando una “toma excesiva de riesgos”.

Ayer el oro tocó otro récord, ahora de 1,181 dólares por onza. Sí, la burbuja está ahí, y esta vez, cuando reviente, nadie podrá decir que no fue advertido.

Articulo de Carlos Mota/mileniodiario

Deja un comentario